Época de cambios

Hemos entrado en una época de cambios.
Una que no sabemos cómo va a terminar, pero que sí sabemos como comenzó: con la denuncia de uno de las mejores blogs de traducción, Brad Pack. A raíz de esto, el resto de páginas asociadas a la traducción y a la distribución han cerrado o están a punto de hacerlo. 
¿Cómo nos afecta esto?
Pues además del hecho de que ellos pueden estar teniendo problemas legales, que ojalá que no, también tenemos que recordar cómo estas páginas nos han ayudado a los que somos novatos a la hora de escribir. 
Gracias a ellos, blogs como el mío han conseguido lectores que de otra forma no habríamos tenido. Hemos tenido la suerte de contar con ellos en muchas ocasiones y ahora ya no están. Esto nos deja una duda, que ha planteado muy bien Ana Prego en el blog Alicia en el pais del homoerotismo además de otras aclaraciones importantes, ¿podremos los blogs de autores sobrevivir sin nuestros amados blogs de traducciones?
No tengo la respuesta.
Puede que sí o puede que no. Puede que todo salga bien y que surja un nuevo lugar para nosotros en internet o puede que nos extingamos. Mientras tanto, de los blogs que conozco, todos van a continuar con su propósito, al igual que lo hará el mío.
Y por si no lo saben, Sergio y Ana, autores del blog Alicia en el…, comenzaron con la creación de una lista de autores de homoerótica de habla hispana, la cual me gustaría incluir en mi blog lo antes posible.
Por ahora podéis ir a visitarla dándole al siguiente enlace: Índice de Autores Latinos.
Un abrazo y hasta pronto.

No hay mal que por bien no venga

Hoy quiero dar todo mi apoyo y cariño a todas las personas que hicieron posible que viviésemos un sueño durante tanto tiempo.
Pero el sueño terminó. Nos han despertado y aunque queramos agarrarnos a ese sueño como garrapatas, no podemos. 
Lo que sí podemos hacer es agradecerles por todo su gran trabajo, por su perfección y sus buenas intenciones. Porque digan lo que digan, no lo hacían de mala fé. Era ilegal, eso lo sabemos todos. Era piratería, aunque no nos guste el nombre. Pero todos disfrutábamos y por eso hay que dar gracias.
Sólo espero que al menos les demos el reconocimiento que se les debe, porque se lo merecen. 
Desde este humilde blog, quiero recordar a todos esos maravillosos blogs que nos hacían ilusionarnos todos los meses. No por la razón que ha suscitado toda esta controversia, sino por lo mucho que nos gustaba su trabajo y por lo mucho que se les va a echar de menos.
Con todos mis mejores de deseos,

Ruby.